Si los Romero, en su época, llevaron la Escuela Rondeña por el planeta de los toros, muchos años después, otra dinastía de Ronda reafirma el modo en que se debe torear: son los Ordóñez.
Cayetano Ordóñez "Niño de la Palma", fue el principal creador de esta dinastía rondeña. Hermanos suyos, toreros de menor categoría, fueron Antonio y Rafael.

Rafael Ordoñez y Aguilera, nació en Ronda en el año 1.906. Fue novillero, pero se retiró sin llegar a tomar la alternativa.
Hijos toreros de Cayetano Ordóñez, fueron: Cayetano, Juan, Antonio, José y Alfonso.
Cayetano Ordóñez Araujo
, nació en Dos Hermanas (Sevilla) el año 1.928, tomando el sobrenombre de su padre "Niño de la Palma". Vistió por primera vez el traje de luces en el año 1.943 en la Plaza de Toros de Ronda; en esta plaza tomó la alternativa en el año 1.946, convirtiéndose en matador de toros.
Juan Ordóñez Araujo
, "Juan de la Palma", nació en Sevilla en el año 1.930. Comenzó como novillero, pero termina de banderillero en las cuadrillas de sus hermanos y en alguna más. Termina ayudando en las tareas de su hermano Antonio.

Antonio Ordóñez Araujo, nació en Ronda en el año 1.932. Ha sido, después de su padre, el que más fama diera a la dinastía. De los hijos del gran Cayetano, es el único nacido en la Ciudad del Tajo. Su toreo fue de gran calidad artística, que ya, de novillero, se dejaba adivinar, como sería, uno de los mejores toreros de la historia. 
En el año 1.951, tomó la alternativa en Madrid de manos de Julio Aparicio. Antonio no fue un torero que dividiera a los aficionados, todo lo contrario, había unanimidad al calificarlo como la figura indiscutible de su época. Antonio Ordóñez fue el insuperable maestro rondeño, continuador de la fama paterna, que ha dejado a su dinastía en el lugar que le corresponde en su ciudad.
José Ordóñez Araujo, nació en Madrid en el año 1.935. Pasa varios años de novillero, actuando por toda España. En 1.953 recibe dos cornadas, una en Barcelona y otra en Ronda (9, septiembre). Se hizo matador de toros en Valladolid en 1.954, recibiendo la alternativa de su hermano Antonio, para confirmarla en Madrid, dos años después, toreando en plazas españolas y americanas.
Alfonso Ordóñez Araujo, nació en Sevilla en el año 1.938. Fue novillero, pero abandonó las funciones de "espada" para engrosar las filas de los subalternos, donde adquirió fama por su excelentes maneras al banderillear, así como en sus actuaciones a las órdenes de toreros de primera fila.