CRÓNICAS DE AYER

UNA BISABUELA CENTENARIA (27-12-1.981)
 

 Del 27 de diciembre de 1.981, reproducimos una crónica emitida en Radio Nacional de España, por el corresponsal en Ronda. 

            A punto de finalizar el año, hemos tenido conocimiento de que, en Ronda, vive una mujer que supera, con creces, los 100 años. 

            María Gil García no tiene documentación, por haber sido quemada en la Guerra Civil de 1.936. Para saber qué años tiene, se ha calculado por la edad de sus hijos y por otros detalles de su vida, que si están fechados, por lo que habría nacido en 1.871. Así, se le han contabilizados 110 años. 

            Tuvo tres hijos, de los cuales viven dos; el mayor murió en la Guerra Civil. La hija, con la que vive la anciana, nos he comentado que su madre llegó a casarse "ya muy mayor", y ha tenido una larga descendencia: 7 nietos y 12 biznietos, estando a la espera de conocer número 13, que vendrá al mundo en fecha próxima. 

            El estado de salud de María es muy bueno. Así lo comprobamos en la visita que le realizamos en la casa mata donde habita la ejemplar familia. Hemos salido gratamente sorprendidos de lo que hemos observado: tiene un oído asombrosamente fino y el único problema que tiene es cierta dificultad en la visión. Se pasa del día escuchando la radio, siendo su locutor predilecto nuestro compañero Luis del Olmo, en el programa "De Costa a Costa", de Radio Nacional de España. 

            Su hija, y una de sus nietas, nos atendieron con exquisita amabilidad, pero nos prohibieron hablar con María, porque dicen tener orden de ella de no hacer pública su existencia. Después de insistir en conocerla, lo único que nos permitieron fue observarla desde la puerta del salón, donde la pudimos ver sentada ante la mesa camilla, oyendo la radio, como es su costumbre. Su aspecto es inmejorable. 

            Luego, las dos señoras y el corresponsal que les habla, pasamos a la cocina, donde pedí a su hija que nos explicara cómo es un día cualquiera de María Gil García, que se puede resumir así: se levanta a las 8 de la mañana; para desayunar se toma un bocadillo de queso y café solo; al medio día, el primer plato es una sopa y de segundo algo de carne, que riega con cerveza; a las 4 de la tarde, se bebe un baso de leche; a las 6 de la tarde hace una merienda-cena, consistente en tocino frito con pan, fruta y leche; en alguna ocasión, le gusta tomar una copita de anís dulce; se acuesta cuando acaba la programación de televisión.

(J. M. H.) 

            Recordamos aquel día de invierno en que llegamos a casa de María. Llovía y nos refugiamos en el zaguán mientras nos abrían la puerta y, sorprendidas por nuestra presencia, hija y nieta de María se negaban, en principio, a informarnos. Después, cuando nos contaron con detalles su régimen de alimentación, nos mostramos incrédulos, pero nos enseñaron, para nuestro asombro, un "taco" de tocino y la botella de "El Mono", de exclusivo uso de nuestra protagonista centenaria.

            Hoy, recordamos algunos detalles de esta crónica de 1.981: el trabajo de Luis del Olmo en R. N. E. y cuando T. V. E., la única cadena de televisión que existía, cerraba sus emisiones por la noche.