CRÓNICAS DE AYER

INTERESANTE ACTUALIDAD EN RONDA (22-12-1.981)
 

           El 21 de diciembre de 1.981, una de las dos crónicas emitidas en este día, se refiere a la actividad de la Caja de Ahorros de Ronda en nuestra ciudad, con cuatro temas a resaltar: ingreso de la Caja de los desempleados de FIDECAYA, el homenaje que le ofrecieron a don Juan de la Rosa, la donación de un Centro de Hemodiálisis y la actuación de la Coral Infantil. 

            Para tenerles al corriente de lo que sucede en Ronda, comenzaremos informándoles del Homenaje que el Director General de la Caja de Ahorros de Ronda, don Juan de la Rosa Mateos, ha recibido de los antiguos empleados de FIDECAYA, que, en número superior a 70, ingresaron en la plantilla de la Caja de Ronda. 

            Como recordarán nuestros oyentes, FIDECAYA entró en "suspensión de pagos", quedando su personal en situación de desempleo. 

Los empleados de las provincias de Cádiz, Málaga, Huelva, Córdoba, Almería, Jaén, Sevilla y Ciudad Real, ofrecieron en el Hotel Reina Victoria de esta ciudad, una comida a don Juan de la Rosa, entregándole una Bandeja de Plata en reconocimiento por la atención recibida. Con unas emotivas palabras, expresó el agradecimiento, en nombre de todos, el cordobés Miguel Orense Cruz. El Sr. de la Rosa le respondió emocionado, haciendo una breve historia de las gestiones llevadas a cabo para el ingreso de todos los empleados en la Caja de Ahorros de Ronda. 

Por otro lado, la Caja rondeña entrega hoy en Sevilla un Centro de Hemodiálisis, por valor de 50 millones de pesetas. 

Para finalizar con noticias de la Caja de Ahorros de Ronda, su Coral Infantil ofreció anoche un concierto en la Escuela-Hogar Santa Teresa, como despedida del presente año. El éxito fue rotundo, a pesar de su corta carrera, éxitos que viene acumulando con cada actuación realizada en las diversas localidades donde ha actuado. La Coral Infantil de la Caja de Ahorros de Ronda está formada por 40 componentes, niños y niñas, de 7 a 14 años. 

Cuando recordamos estas noticias de 1.981, no podemos sino sentir cierta pena por las pérdidas sufridas en Ronda tras la desaparición de su Caja de Ahorros. Imposible reprimir un impulso crítico, al pensar que, una vez más, la repugnante política metió su garra en la entidad financiera rondeña, de carácter social, para convertirla en la impersonal UNICAJA de un carácter de difícil calificación.