CRÓNICAS DE AYER

EL FUTURO DE LOS MATADEROS DE RONDA (24-9-1.984)
 

              Crónica emitida por el corresponsal en Ronda de Radio Nacional de España, con fecha del 24 de septiembre de 1.984. 

            La Inspección de Sanidad, que hace unos meses pasó por el Matadero Municipal de Ronda, puso en un aprieto a las instalaciones y su consiguiente subsistencia, ya que no reúne las condiciones necesarias (1).

             Aunque se está construyendo un Matadero Industrial (2), no entrará en funcionamiento en un próximo futuro, lo que ocasionaría para esta ciudad un grave problema en cuanto al sacrificio de animales.

             Ante esta perspectiva, se han invertido casi cuatro millones de pesetas en la adaptación del viejo Matadero, con duchas para los animales antes de su muerte, nuevos techos, patios para el ganado, maquinaria para el sacrificio y pelado de cerdos, etc.

             Con asistencia de parte de la Corporación Municipal, encabezada por el Alcalde, el Sr. Medina, Delegado de Mercados y Matadero, nos ha enseñado los trabajos de adaptación, y, hace tan solo unos momentos, se ha procedido a la inauguración de las reformas realizadas. En estos momentos, se está procediendo a la celebración con una copa de vino, a la cual hemos sido invitados.

             Ronda, por tanto, no se quedará sin su Matadero Municipal, al menos hasta la entrada en funcionamiento del Industrial, en la carretera de Sevilla, que se encuentra en obras en fase muy adelantada (3)

(J. M. H.)

      (1)   En esta época, Ronda contaba con un Matadero Municipal, en el lugar que hoy ocupa un edificio de vecinos. 
            No se llegaron a realizar las reformas necesarias, a pesar en gastos realizado por el Ayuntamiento, para evitar 
            el cierre del Matadero rondeño, que, al final, fue clausurado por no reunir las mínimas condiciones exigidas.
            Igual pasó con desaparecida la Depuradora de Aguas Residuales.

(2)   El Matadero Industrial, al que hace referencia la crónica, es el inacabado edifico situado en la carretera de Sevilla, frente al cruce de Benaoján.

(3)   Observar el fallido pronóstico de futuro, que hizo el cronista sobre el futuro de los Mataderos de Ronda.