CRÓNICAS DE AYER

HOMENAJE A LA BANDERA DE ESPAÑA (4-6-1.984)
 

La siguiente crónica, fue emitida en Radio Nacional de España, el día 4 de junio de 1.984, en el Informativo Provincial de las 13,30.

 En el Patronato Militar de Ronda, se realizó ayer un homenaje a la Bandera de España y a las Fuerzas Armadas, al que fuimos especialmente invitados.

 Una compañía de la Legión, con Escuadra y Bandera, fue revistada por el Gobernador Militar, el General Subinspector, Hipólito Fernández Palacios, a quien acompañaba el Coronel Ángel Galán Garcés. 

La Misa concelebrada, fue oficiada por el Comandante Capellán, quién, en la homilía, se refirió al significado de la Bandera, así como a su futuro "cumpleaños": el día 28 de mayo de 1.885, la Bandera de España, cumplirá 200 años de antigüedad.

 Tras la Misa, los alumnos del Patronato rindieron homenaje a la Bandera. Hubo toque de Oración y desfile de las tropas.

 Durante los actos, estaban presentes todas las autoridades militares de la plaza, mas el General de Brigada, Ángel Pérez Padilla, procedente de Madrid. De las autoridades civiles, Jueces de Instrucción y Municipal.

 El Alcalde de Ronda, Julián Zulueta Cebrián, no estuvo presente en estos actos, pero llegó a la hora de dar comienzo la comida, que se sirvió para más de 600 invitados; le acompañaba su esposa, una hija que reside en el extranjero y un nieto.

 Tras el almuerzo, la Bande de Música de la Subinspección de la Legión. con coros, dio un concierto de música, interpretando temas de zarzuela, películas americanas, como West Side Story y la Guerra de las Galaxias, para terminar con una selección de música militar e himnos. Después, a petición de algunos de los presentes, la Banda interpretó otros temas de música variada, como "sevillanas", momento en que abandonamos la fiesta, tras el Alcalde Zulueta, al que vimos, por cierto, conducir un automóvil con matrícula italiana.

 Al final supimos por qué el Alcalde de Ronda llegó tarde a los actos militares: estuvo en el Convento de las Carmelitas de Ronda, donde está depositada la Mano de Santa Teresa (la misma que acompañó al General Franco durante muchos años), presenciando la Profesión Perpetua de una religiosa.

(J. M. H.)